IMPERDIBLE: TÉCNICAS PARA LAMER EL CLÍTORIS

Hazlo muy suave.

Lamiendo tu clítoris hasta que tu cuerpo estalle de placer-21429

Y mientras en el planeta The Clinic Online

En las profundidades del clítoris La mayoría de los hombres suelen centrarse en el clítoris como centro del placer. Hazlo sin brusquedad y todos contentos. Y algo peor: Así que con suavidad y encontrando el punto exacto de placer al agobiar, lamer, acariciar o morder los pezones femeninos se puede alcanzar el clímax. El rincón del desmayo, un beso en el hueco de la clavícula puede provocar un desmayo porque al presionar el latido de la carótida corta el riego sangriento del cerebro. Con los dedos no:

Lamiendo tu clítoris hasta que tu cuerpo estalle de placer-59892

Placer: Los 10 puntos más eróticos de la mujer

Especificación que no se aleja abundante de la realidad, no porque haya que presionarlo para que se encienda el motor del placer, sino porque en existencia el clítoris es una reducida punta que esconde un bastidor de nervios que pueden activarse a través de su excitación. Piénsalo de nuevo: En las profundidades del clítoris La generalidad de los hombres suelen centrarse en el clítoris como emporio del placer. Hazlo sin acidez y todos contentos. Ella con la pierna levantada para dar acceso a la zona y él recostando la cabeza sobre el muslo interior de ella.

Lamiendo tu clítoris hasta que tu cuerpo estalle de placer-75848

Imperdible: Técnicas para lamer el clítoris

Todavía conocido como punto A, hay que ejercitarlo. Otras incluso no pueden tolerar la estimulación directa de su capuchón clitoridiano. El final de la espalda la rabadilla. Aprovecha tu nariz tocando suavemente su clítoris mientras te dedicas a sus labios vaginales. Hazlo muy suave. Hazlo sin brusquedad y todos contentos. Así que con suavidad y encontrando el punto exacto de placer al apretar, lamer, acariciar o morder los pezones femeninos se puede alcanzar el clímax. Algunas posiciones para tener en cuenta:

Lamiendo tu clítoris hasta que tu cuerpo estalle de placer-67661

Lamiendo tu clítoris hasta que tu cuerpo estalle de placer-93688

El cunnilingus no necesita incluir el orgasmo para ser muy ameno y satisfactorio. La raya: Como sus consortes la oreja y la raya, el rey clítoris prefiere la lengua. Al principio no retraigas su capuchón. No son preguntas ociosas, muchos hombres ignoran por completo las respuestas. Rozarlas con la punta de lengua, a todo lo largo, como si estuviéramos mojando la solapa engomada de un sobre antes de cerrarlo

Comments: